Cuaderno particional de una herencia

Cuaderno particional de una herencia, qué es y cómo se elabora

El cuaderno particional es el documento clave para liquidar una herencia. En esta entrada te contamos todo lo que necesitas saber sobre el cuaderno particional, qué es, cuándo es obligatorio elaborarlo, quién puede redactarlo y cuál es su contenido y estructura. 

¿Qué es el cuaderno particional de una herencia?

El cuaderno particional es el documento que recoge la parte de la herencia que corresponde a cada heredero, según establecen los artículos 1051 y siguientes del Código Civil. Dicho documento debe redactarse de conformidad con lo dispuesto en el testamento. En caso de no haber testamento, se redactará aplicando las normas de la sucesión intestada. En concreto, el cuaderno particional recoge los datos del fallecido y de los llamados e interesados en la herencia, la descripción de los bienes, derechos y deudas de la herencia, así como la liquidación y las adjudicaciones que se hagan a los herederos y legatarios. 

¿Es obligatorio el cuaderno particional en todas las herencias?

No siempre es obligatorio elaborar un cuaderno particional. Según sean las circunstancias de la herencia pueden darse varios casos: 

Casos en los que sí es obligatorio el cuaderno particional:

  • Cuando haya testamento y varios herederos pero el testador no haya hecho el reparto entre los herederos.
  • Cuando el testador haya encomendado el reparto de los bienes a una persona que no sea un coheredero (por ejemplo, a un contador-partidor).
  • Cuando el fallecido no haya otorgado testamento(sucesión intestada).

Casos en los que no es obligatorio el cuaderno particional:

  • Cuando en el testamento ya se haya hecho el reparto de los bienes entre los herederos. (Siempre que esta partición no perjudique la legítima de algún heredero forzoso).
  • Cuando solo haya un heredero único.

¿Qué forma ha de tener el cuaderno particional?

El cuaderno particional podrá elaborarse en documento público o privado, dependiendo de la situación concreta que se presente en cada herencia.

Cuaderno particional en documento público

El cuaderno particional deberá realizarse en documento público cuando en la herencia haya algún bien inmueble: vivienda, local, plaza de garaje, terreno rústico, etc. En estos casos es necesario que el cuaderno particional tenga forma de escritura pública para poder inscribir la transmisión de los bienes a favor del  heredero en el Registro de la Propiedad. Por ello, es obligatorio acudir al Notario para que eleve a público el contenido del cuaderno particional.

Cuaderno particional en documento privado

Podrá realizarse en documento privado el cuaderno particional cuando en la herencia solo haya metálico, acciones, joyas o bienes muebles, o cuando, pese a haber bienes inmuebles, los herederos no tienen intención de disponer de ellos. (Por ejemplo, cuando los hijos deciden que el cónyuge viudo siga viviendo en el inmueble heredado). En ese caso es aconsejable que el cuaderno particional lo elabore un abogado especializado en Derecho Hereditario, ya que es un documento muy complejo que requiere un conocimiento profundo en la materia.

Estructura y contenido del cuaderno particional

El cuaderno particional deberá recoger los siguientes datos:

  • Identificación de la persona fallecida y del día y lugar de su fallecimiento.
  • Identificación de los herederos.
  • Identificación del cónyuge e hijos del fallecido.
  • Identificación del contador partidor, en caso de que lo hubiere.
  • Datos y contenido del testamento o, en su caso, de la declaración de herederos.

Una vez recogidos los datos anteriores, se procederá a reflejar las 4 fases que forman la partición de la herencia, según lo dispuesto en el artículo 786 de la LEC:

  • Inventario. El Inventario recoge el activo y pasivo de la herencia. Está formado por todos los bienes, derechos, deudas y obligaciones que contiene la herencia.
  •  Avalúo o tasación. Es la valoración de todos los bienes que figuran en el inventario. Esta valoración puede ser la que conste en el testamento o la que acuerden los herederos. En el caso de que no haya acuerdo será necesaria la intervención de un perito. La valoración debe ser siempre real ya que, en caso contrario, la Oficina Liquidadora de Hacienda podría practicar una liquidación complementaria del Impuesto de Sucesiones.
  •  Liquidación. Es el cálculo de la herencia a repartir. Se realiza restando al activo las deudas y obligaciones que integran el pasivo de la herencia. 
  •  Adjudicación. Es el reparto de la herencia en el que se entrega a cada heredero los bienes, derechos y títulos de propiedad que le correspondan. Para llevar a cabo la adjudicación se forman lotes equivalentes al valor que debe percibir cada cada heredero. Si un heredero recibe un lote superior al que le corresponde, deberá compensar al resto pagando el importe de la diferencia.  

El cuaderno particional y la liquidación del Impuesto de Sucesiones

El cuaderno particional es un documento imprescindible para la liquidación del Impuesto de Sucesiones, ya que el mismo recoge la parte de la herencia que corresponde a cada heredero y, por tanto, la parte proporcional del Impuesto que debe liquidar ante Hacienda.

Como puedes ver, el cuaderno particional es un documento complejo. La elaboración del mismo, ya sea en documento público como privado, requiere el asesoramiento de un abogado especializado en la materia. 

En nomon abogados te asesoramos sobre cualquier duda relacionada con herencias, testamentos y problemas hereditarios. Tramitamos tu herencia desde el principio hasta su resolución final, incluyendo la redacción del cuaderno particional, la asistencia contigo a la Notaría, la inscripción de tus bienes en el Registro de la Propiedad y la Liquidación del Impuesto de Sucesiones ante la Oficina Liquidadora de Hacienda. 
Puedes contactar con nosotros para cualquier consulta en el teléfono: 91 108 77 07 o enviando un mail a info@nomonabogados.es. Estaremos encantados de atenderte y de resolver cualquier duda o problema que tengas.

Imagen por defecto
María Jesús Nieto Sánchez-Cervera
Artículos: 2

Deja un comentario